Preguntas
Sí. Siempre esta conectado a la red, y cuando se corta la luz, automáticamente se empieza a utilizar la energía que viene de las baterías.
En días nublados, pueden llegar a durar hasta tres días, haciendo un uso muy racional de la energía: heladera, celulares y luces básicas. En Los días soleados, la generación de energía es constante.

Pero para tener información más precisa, es importante que nuestros asesores conozcan cada caso en particular para así poder hacer una estimación más real.
El sistema de energía solar se acopla al sistema existente al mismo tiempo que puede independizarse. En el caso de paneles solares, el tablero se conecta a la red, conviviendo con la instalación existente. En el caso de colectores solares, se acopla a calderas y termotanques existentes, precalentando el agua y ahorrando energía.

En obras nuevas, se puede prescindir de la conexión a redes de gas. En cuanto a la electricidad, es aconsejable conectarse a la red existente, para evitar sobredimensionar los equipos y colaborar con la generación sustentable aportando energía a la red.
Las baterías de ciclo profundo duran en promedio 5 años y tienen una garantía de 12 meses.
Sí, mínimo. Solar Panel ofrece un mantenimiento anual donde se revisa el sistema, se hace una limpieza preventiva y se chequean todos los parámetros de uso, consumo y status de los equipos.
Parte del servicio de Solar Panel es estudiar cada caso en particular, calcular el consumo promedio en un período determinado de tiempo y así brindar la solución más adecuada.

No hay una regla que aplique a todas las situaciones. A mayor consumo, menor cantidad de horas de duración de las baterías. Lo ideal es consumir en 24 horas lo que los paneles solares pueden generar durante las horas de sol.
El sistema puede conectarse en consorcios, ya que en general hay suficiente superficie en la terraza para generar la energía necesaria para los espacios comunes de un edificio.
Sí se puede. Sólo se debe procurar tener instalados la cantidad de paneles necesarios y corroborar que la tecnología de los ascensores lo permitan.
Básicamente que el primero calienta agua y el segundo genera electricidad. Un colector solar está compuesto por tubos de doble vidrio expuestos a los rayos del sol por los que circula agua. Se conectan con cañería de entrada de agua fría y una salida de agua caliente.

Es muy similar al funcionamiento de un termotanque, pero la diferencia principal y más importante, es que no necesita gas sino simplemente estar expuesto a la luz solar.

La aplicación más frecuente es el termotanque, que logra temperaturas promedio de 50 Cº en Invierno y 80 a 90 Cº en Verano.
No es recomendable. Los termotanques solares están diseñados para proveer de agua caliente para lavar y ducharse pero no están pensados para calefaccionar, ni alimentar radiadores.

Sin embargo existen alternativas para calefaccionar la casa utilizando energías alternativas pero se debe analizar cada caso en particular. Ante cualquier consulta, nuestros asesores están a disposición.

Contactanos ahora